BOSQUE Y ROCA EN LA CARRETERA AUSTRAL

Después de muchos kilómetros andados, y ya saliendo de “La Junta”, en plena carretera austral, seguí pedaleando, disfrutando del aire, la naturaleza, los olores del sur y toda la gama de colores que me daba ese lindo espacio, pero siempre con la inspiración del gran fotógrafo Ansel Adams en mente. Antes de salir de Valparaíso me había leído los libros “El Negativo” y “La Copia” de ese gigante de la fotografía, me entusiasmé con su capacidad de visualizar la copia final (la impresión en papel) de una escena al momento de verla, la técnica al momento de tomar la fotografía y sobre todo la teoría aplicada en química al momento de revelar sus negativos y copiar a papel la fotografía. Entusiasmado con toda esta información en mi cabeza, seguí con mi plan de fotografiar los paisajes en blanco y negro, plan que logró resultados muy buenos y otros no tanto, pero que en cuentas finales me dejaron muy contento con las fotografías que logré.

blog-bn-paisaje-fotografia-marcelotapia_001

Cuando me vi frente a este monumental pedazo de roca entre los árboles, inmediatamente me acordé de aquellas fotos que Ansel Adams tomó durante décadas en el parque nacional Yosemite de “El Capitán”, una gran montaña blanca que sobresalía en el valle y que estaba rodeada por frondosos árboles.

Mientras el sol comenzaba a aparecer entre los cerros monté rápidamente mi Mamiya C33 en el trípode Manfrotto que llevaba conmigo; cable disparador, el lente Mamiya Sekor 55mm 4.5 y el filtro rojo que me permitió “separar” el murallón de roca del cielo. Mi idea original era tomar esta foto pero que en primer plano se viera la silueta de los árboles en negro, pero el amanecer fue más rápido que yo montando el equipo, así que compuse pensando en realzar la montaña manteniendo a los árboles como punto de referencia del tamaño del murallón.

sin comentarios
Comentario:

Tu email nunca será publicado o compartido.

categorías

archivos:

Comentarios recientes:

    Menu